Este neno é moi "infantil"


Autoría: Carlos Pajuelo
Republicado con autorización do autor: http://blogs.hoy.es/escuela-de-padres


A menudo escucho a adultos referirse a algunos niños y niñas diciendo de ellos, con un tono de preocupación, que son muy infantiles. Niños de 6 años, de 8, de 12, incluso de algunos  adolescentes. ¿Será malo ser “muy infantil” cuando uno está en edad de ser infantil?


Intentar que un niño
 se comporte como un adulto
 es una manera de negar la infancia


¿Qué es lo que queremos decir cuando nos referimos a un niño o adolescente
como “muy infantil”?

Pues generalmente que es ingenuo, que le gusta jugar a cosas de niños, que es emotivo, vamos que se emociona con lo que ocurre a su alrededor y a veces se ríe a carcajadas o llora ante situaciones injustas; que no tiene interés por hacer cosas de “mayores”; que le gusta que lo abracen y le hagan cosquillitas; que tienen miedo y te piden que los protejas; que piden que les cuenten cosas de cuando eran más pequeños, que su mayor procupación no es anotar las tareas que hay que llevar al colegio, etc.

En esta sociedad que roba la infancia a los niños ya no les dejamos ni ser niños, nos parece un problema que se comporten como niños y los llamamos inmaduros.

Es muy inmaduro es una manera de decirle a un niño que su forma de ser no nos gusta, que algo le falta, es una manera de de trasmitir que estamos deseando que se haga un maduro, para que no moleste. Inmaduro dicho como problema y no como una realidad del desarrollo: los niños van madurando a través de experiencias y tiene un ritmo, propio e individual, de maduración. Y mientras maduran, necesitan la ayuda de los adultos.

No tengáis prisa, tienen que ser niños, tienen que ser adolescentes y luego se convertirán en hombres y mujeres adultos capaces de gobernar su vida.

Los niños solo son niños y lo que tienen que aprender es a ser buenas personas, no a ser maduros precoces. La madurez necesita vida para ser vivida, ser niños el tiempo que dura la infancia, ser adolescentes el tiempo que dura la adolescencia, y ser adulto el tiempo que dura la vida adulta.

Así que cuando alguien diga que es un niño muy infantil tú contesta que eso es más normal que ser un niño “viejuno”.

Los niños son niños, dejadles que vivan su infancia, no les metáis prisa para que crezcan porque  los trienios y las canas llegaran de todas manera.

Como aprenden os nenos cales son as súas tarefas


Autoría: Carlos Pajuelo

Republicado con autorización do autor: http://blogs.hoy.es/escuela-de-padres


Los niños nacen con derechos, con todos los derechos, pero luego tienen que aprender cuáles son sus deberes. Sí, lo has leído muy bien, los deberes se  tienen que aprender y eso quiere decir que alguien se los tiene que ir enseñando. Esta es la razón por la que educamos, para enseñar, para ser modelos de qué, cómo, dónde y cuándo. Un magnifico aprendizaje, que necesita su tiempo, del que te examinan constantemente y que ayuda muchísimo a manejarte en eso de convivir.

los niños
tienen el deber de comportarse
como niños

¿Cuáles son los deberes de los niños?

Los niños tienen el deber de aprender a amar y cuidar. Así que enséñales cómo se ama gratis, día a día, enséñales cómo se ama cuando se confundan, cuando se equivoquen, cuando te hagan sentir frustrado como educador. Enséñales cómo se habla cuando se ama, cómo se riñe a quién amas,  cuáles son las palabras apropiadas, cual es el tono con el que se pronuncian. Enséñales cómo se cuida y se apoya en los momentos en los que la decepción, la rabia o el miedo se apodera de uno.
Los niños tienen el deber de aprender a respetar. El respeto no es una excusa para no tener conflictos, ni una muralla infranqueable, ni un convencionalismo. El respeto no se impone, el respeto se gana. Enseña a tus hijos a que sean respetuosos con sus compañeros, con sus profesores, con sus vecinos, con vosotros. Y para eso sé un modelo de respeto. Los niños tienen que ver y sentir respeto a su alrededor para ejercer su deber de respetar.
Los niños tienen el deber de aprender a aprender. El deber de fomentar la curiosidad, el deber de cuestionar, el deber de aprender activamente, el deber de ser protagonistas de su aprendizaje. El deber de ir a la escuela, pero no les pidamos que tengan el deber de aprender lo que les enseñamos, aprender no es una obligación, es un premio. El deber de aprender el valor de un maestro, lo valioso que es. Pero te recuerdo que somos los que educamos los que decidimos cómo queremos que nos recuerden a los que educamos.
Los niños tienen el deber de aprender a ser niños. A vivir como niños, a ser considerados niños. El deber de correr, el deber de gritar, el deber de jugar, el deber de dudar, de confundirse. El deber de la inocencia, el deber de la ingenuidad. El deber de ser niños mientras dure la infancia.
Los niños tienen el deber de aprender a que todas nuestras conductas tienen sus consecuencias. Creo que esta es la piedra angular de la educación, nuestros hijos necesitan saber que sus comportamientos les acarrean consecuencias. Y para aplicar consecuencias no hay que enfadarse, no hace falta gritar, no hay que decir “te lo dije”, es mucho más sencillo, basta con establecer unos límites y ser sistemáticos en su cumplimiento.
Hay adultos, muchos, a los que les parece que los niños de hoy en día son unos consentidos y mal criados. ¿Es que acaso es una persona bien educada la que pretende que los niños se comporten como adultos? Los niños son sólo son niños. Es verdad que hay algunos niños que no tienen la suerte de disfrutar del derecho a la educación, pero vivimos en una sociedad que está considerando, a pasos agigantados, la infancia como una molestia, así nos va. Una sociedad que no cuida a la infancia, ni la respeta, ni la protege está condenada a envejecer de manera amargada.

Por que é tan importante como miras ao teu fillo

Escritor e divulgador, Álex Rovira cre firmemente no poder transformador da palabra e da nosa mirada cara aos demais. Nas súas reflexións, aborda tanto cuestións relacionadas coa innovación, a creatividade e a dinámica de equipos, como contidos relacionados coa psicología, a filosofía, a antropología ou a sociología. Autor do libro `O Compás Interior´, traducido a nove idiomas e con máis de cincocentos mil exemplares vendidos, Rovira é ademais un dos escritores españois con maior prestixio internacional. As súas obras, traducidas a máis de 35 idiomas, supuxeron un éxito de vendas en todos os países nos que foron publicadas. Tamén é co-autor de `A Boa Sorte´, un éxito sen precedentes na literatura de non ficción española, con preto de catro millóns de copias vendidas e que foi elixido mellor libro do ano en Xapón no ano 2004. Polo seu carácter inspirador, é colaborador habitual de diversos medios de comunicación e un ponente moi demandado tanto na esfera nacional como internacional. Citando ao poeta e novelista Goethe, Álex Rovira afirma: “Si tratas a un ser humano como é, seguirá sendo o que é; pero si o tratas como pode chegar a ser, converterase no que está destinado a ser”.

Para ver o vídeo, preme na imaxe:



Sete pasos para axudar ao teu fillo a entender as súas emocións

Licenciado en Psicología Clínica e da Saúde pola Universidade Complutense de Madrid e Doutor en Educación, Rafael Guerreiro dedicou gran parte da súa carreira profesional á investigación, o exercicio clínico e a docencia na Facultade de Educación na Universidade Complutense de Madrid e do Centro Universitario Cardenal Cisneros. Conferenciante en congresos nacionais e internacionais e formador de profesores e pais en numerosos colexios e centros educativos, Guerreiro acaba de publicar “Educación emocional e apego”, un manual para converter a nenos e mozos en expertos emocionais. Como fomentar a seguridade, autoestima e empatía en fillos e alumnos? No seu último libro propón claves prácticas para implantar en casa e a aula. “ Existen varias ferramentas que podemos dar ao neno para que saiba identificar, nomear e expresar as súas emocións. Debemos lexitimalas: si o noso fillo fálanos de algo que lle preocupa non podemos racionalizar, senón escoitar e atender ata que atope o equilibrio emocional”, afirma o psicólogo. E advirte da importancia do “outro” na aprendizaxe de habilidades sociais. “A empatía non só pódese, senón que se debe ensinar. E para iso é importante non só o que dicimos, senón o que facemos”, conclúe.

Para ver o vídeo, preme na imaxe:





Normas para nenos e pais no uso da tecnoloxía


Capaz de descifrar os enigmas do mundo infantil, a psicóloga e escritora Elizabeth Kilbey é a cara máis coñecida da serie de televisión británica “A vida secreta dos nenos”, onde analiza o comportamento dos pequenos que participan no programa.
Kilbey é investigadora do campo da psicología clínica e está especializada na “ idade de latencia”, que define como “o período que vai dos 4 aos 11 anos máis ou menos e que é unha das etapas máis importantes, aínda que máis descoidadas, do desenvolvemento do neno”.
A doutora traballou durante dúas décadas propoñendo solucións ás problemáticas familiares máis comúns e nos últimos anos recibiu na súa consulta unha preocupación recurrente: o uso incontrolado de novas tecnoloxías por parte dos nenos. “As pantallas están cambiando a forma na que os nenos xogan, o modo no que socializan e as actividades que ocupan o seu tempo”, asegura a psicóloga. Co ánimo de aportar solucións, Kilbey publicou recientemente 'Nenos desconectados', un libro no que analiza o impacto dos dispositivos de pantalla e no que proporciona ferramentas para gestionarlos e crear unha contorna familiar seguro.


Para ver o vídeo, preme na imaxe:




Querido papá

Dura curtametraxe sobre a violencia de xénero, de visión obrigatoria. Unha mensaxe clara que non vos deixará indiferentes.


Sete técnicas de estudo que te axudarán a aprobar os exames

Artigo aparecido no xornal ElPaís (8/09/2015) asinado por .

El alumno estratega no se limita a subrayar y memorizar textos, 
sino que procesa la información haciendo uso de diferentes herramientas

“La tecnología lo inunda todo. También la forma de estudiar, pero hay que saber cómo utilizarla”. A Anna Iñesta, directora del Centro de Innovación Educativa de ESADE, no le gusta hablar de técnicas de estudio, sino del alumno estratega, aquel que no se limita a subrayar y memorizar ingentes cantidades de texto y que en su lugar procesa la información haciendo uso de diferentes herramientas. En algunos casos aplicaciones (App) y en otros el mero intercambio de impresiones con compañeros de clase. Es lo que los expertos llaman reciprocal teaching (enseñanza recíproca). “Está demostrado”, dice Iñesta, “que al recibir una explicación por parte de un igual -otro alumno- ambos procesan mejor ese contenido y mejoran la asimilación de conceptos”.
España es el país líder en Europa en uso de smartphones con un 66% de penetración, según el informe Spain Digital Future in Focus de ComScore, y el 40% de los jóvenes utiliza el móvil para estudiar o intercambiar apuntes, señala un estudio de Tuenti Móvil e Ipsos. Cada vez más los estudiantes hacen uso de la tecnología para hacer frente a los exámenes, pero es importante poner límites y no perder la concentración frente al huracán de estímulos de la Red.

Con tecnología y sin ella, aquí van siete consejos de expertos para preparar mejor los exámenes.

1- Gana concentración. Los ordenadores y las tabletas han robado parte de protagonismo al papel a la hora de estudiar. Cada vez se usan más, ya sea para leer los temarios o realizar mapas conceptuales online. Pero también pueden distraer fácilmente y perjudicar la concentración. “Los avisos de la entrada de nuevos correos electrónicos o las interacciones en Twitter o Facebook son continuas y es importante desconectar mientras uno estudia”, señala Anna Iñesta. Para lograrlo, la experta propone utilizar la herramienta Ommwriter, que una vez instalada en el ordenador o dispositivo móvil, corta todo intercambio de informaciones a través de la Red. Es un programa que recrea la nada y cuando se pone en marcha siguen llegando correos pero no saltan las alertas. Al abrirlo, se escoge un fondo, un ruido (el sonido de una biblioteca o de una pecera) y el tipo de letra con la que se va a escribir. “Este procesador de texto de estilo zen permite mayor concentración y reflexión”, añade Iñesta.

2- Elabora un calendario de estudio. Aplicaciones como Google Calendar, Sunrise Calendar, Awesome Calendar, o The Homework App son útiles para organizarse. “Es recomendable utilizar un formato mensual que te permita visualizar todos los días disponibles de un solo vistazo. Hay que señalar las fechas de los exámenes y tachar los días en los que no te será posible estudiar”, señala Nuria Suñé, psicóloga y directora del Centre Future. Además, hay que dividir los días de estudio en dos bloques (mañana y tarde) y distribuir de forma estratégica el tiempo que se destinará a las distintas asignaturas en función de su complejidad. “Aunque tengas el calendario en la cabeza, para tu cerebro no es lo mismo escribirlo o programarlo que sólo imaginarlo. El hecho de organizarlo te permite rebajar tu sensación de indefensión y de falta de tiempo y fomenta un análisis de la situación más realista y ajustado”. Suñé recalca que disminuir la ansiedad es aumentar la productividad, y aconseja dedicar una mañana si es necesario a la elaboración del calendario. “Una vez lo hayas acabado, te sentirás mucho más tranquilo”, asegura.

3- Crea mapas conceptuales online. Aplicaciones como Mindmeister o Vue permiten crear mapas conceptuales online. “Al elaborar estos esquemas, el estudiante realiza un esfuerzo importante para distinguir lo esencial de lo superfluo y procesa mejor la información. Estos mapas son como un árbol que entrelaza conceptos clave sobre una temática; aportan una visión global”, indica Anna Iñesta, de ESADE. Estas aplicaciones permiten trabajar de forma individual y colectiva; los mapas pueden ser diseñados por diferentes estudiantes desde distintos lugares, siempre y cuando estén conectados a Internet. Además, se puede grabar el proceso de elaboración del mapa y reproducirlo cuantas veces se quiera. Una vez finalizados, los estudiantes pueden quedar para exponer la parte que han realizado. “Científicamente está demostrado que el aprendizaje colaborativo tiene ventajas en el proceso de adquisición de conocimientos”, dice Iñesta en referencia a estudios como Student-student interaction: The neglected variable in education, de Johnson, D. W. y Johnson, R (publicado en Educational Researcher en 1981). “Explicar algo a otra persona es la mejor manera de interiorizarlo, el proceso de adquisición de conocimientos finaliza cuando se verbaliza. Si no lo sabes explicar, no te lo sabes”.

4- Crea foros online para preparar el examen. Ya sea a través de los campus virtuales de las universidades o de espacios web como Blogger (de Google) o Wikispaces, el alumno puede crear foros para proponer distintas preguntas sobre la materia que va a examen y propiciar que el resto de estudiantes participen para dar la mejor respuesta. Ángel Sobrino, vicedecano de Investigación de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra, considera que a través de estas plataformas los alumnos se motivan a estudiar: “Al comprobar que otros controlan un tema que a ellos se les escapa, se ponen las pilas para no quedarse atrás”. En ocasiones son los propios docentes los que generan estos foros. “Hasta ahora este tipo de herramientas solo se usaban en el e-learning (universidades online), ahora cada vez se emplean más en las universidades presenciales”. Si el centro no dispone de un campus virtual, el alumno puede crear un espacio para compartir información en canales como Blogger o a través de redes sociales como Facebook.

5- Amplía tus apuntes con tu propia investigación. El profesor de Ciencias Políticas y vicerrector de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) Josu Ahedo recomienda ir más allá del temario ofrecido por el docente y complementar los apuntes con datos adicionales obtenidos con búsquedas rigurosas. Una de las opciones es Google Académico. “Se pueden encontrar ensayos de autores de referencia que ayudarán al estudiante y le diferenciarán del resto”.

6- Ponte a prueba. La mejor forma de preparar un examen es simularlo. “Estudiar no consiste en hincar los codos y memorizar, sino en hacerse una representación muy clara de cómo va ser el examen y diseñarlo”, explica Antoni Badia, profesor del departamento de Psicología y Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Hay que analizar cuáles son las competencias que más valora el docente y atender a las pistas que da sobre cómo será el examen. Además de preparar una prueba tipo test o de desarrollo, el alumno puede consultar las publicaciones del docente para fijarse en la forma en que describe el fenómeno, en qué puntos se extendió más y qué priorizó.


7- Representa con gráficos el texto (infografías, líneas de tiempo). “Cuando un profesor pide que se compare A con B no espera una explicación de A y B por separado”, asegura Badia. Es necesario identificar qué herramienta de aprendizaje puede ser útil según la temática. Por ejemplo, para estudiar las obras del Barroco puede ser útil elaborar fichas con la información. Para relacionar unos conceptos con otros son convenientes las infografías, líneas de tiempo o gráficos con flechas que expliquen causas y consecuencias (en materias como historia o física). “Gran parte del texto se puede representar gráficamente. No se trata de hacer esquemas de todo, sino de aquello que requiera una mayor profundización”. Es lo que Badia llama uso estratégico de las herramientas.




E un ano máis...


Chegaron os suspensos! Que facer cando sacan malas notas?

Republicado con autorización de: https://www.escuelaenlanube.com/

Llegan las notas, la primera evaluación ha terminado y con ella en algunos casos los temidos suspensos, ¡ Broncas, castigos, retirada de privilegios !  Miles de opciones se nos pasan por la cabeza, pero realmente sabemos …¿Qué podemos hacer ante unas malas notas?

En este artículo vamos a darte 5 consejos imprescindible para enfrentarse con éxito a las temidas y odiadas MALAS NOTAS.

Cuando los niños sacan malas notas
se debe apoyarlos para mejorar su rendimiento escolar 
Bertrand Russell

La preocupación de los padres cuando los niños Sacan malas notas es que los pequeños no adquieran los conocimientos necesarios para su desarrollo intelectual. Es importante estar con ellos para encontrar una solución, no infundirles miedo o castigos por un problema que en algunos casos se sale de las manos de los pequeños.

Estos nuestros 5 consejos:

7 consejos para ayudar a los niños con malas notas

  • Mantener la calma. Vamos a estudiar por qué han sacado malas notas, cuáles son las razones de las malas calificaciones, ¿Los motivos están en casa o son motivos externos? Cuidado porque las malas notas son un reflejo de algún problema familiar, escolar, bullying, etc. Lo primero es por qué del bajo rendimiento escolar.
  • Para ayudar a los niños que Sacan malas notas es indispensable enseñarles a estudiar con anticipación para enfrentar una evaluación complicada, muchas veces no es que los niños no estudien para las evaluaciones, sólo es que no saben la forma correcta de prepararse bien, ya que se debe estudiar sin presión, con tiempo para que la mente adquiera conocimiento.
  • Vamos a proponernos acompañarlos en sus tareas, orientandolos y haciéndolos sentir que ellos podrán realizarlas. Esto es en un principio, poco a poco debemos dejarles que sus tareas las realicen solos, pero es bueno enseñarles a gestionar el tiempo para que su rendimiento sea mayor.
  • Apoyarlos y motivarlos. Es bueno que ellos vean que los padres son un apoyo y no sus enemigos y que pueden contar con ellos cuando no entienden alguna tarea o tema a evaluar. No es apropiado hacerles la tarea, solo se debe ayudarlos a aprender para que cuando llegue el momento de las evaluaciones o de presentar trabajos tengan los conceptos o conocimientos necesario para aprobar. El esfuerzo de los padres y los hijos dará buenos frutos, logrando que los pequeños puedan desarrollarse correctamente.
  • Ahora llegan las vacaciones y es necesario Disfrutar de tiempo en familia para que ellos puedan tener más confianza y puedan expresar lo que les está sucediendo en sus estudio y con las tareas, trabajos y demás obligaciones propias del colegio, que le impiden sacar buenos notas.
  • El tiempo de calidad en familia hará que los niños comiencen a mostrar más acerca de quiénes son como personas, sus temores, sus ansiedades, sus debilidades y otros aspectos que en un momento dado se convierten en el motivo por el que Sacan malas notas, lo cual deteriora su rendimiento.
  • Para que los niños puedan sacar mejores notas es importante que realicen ejercicio físico, con el fin de que la mente esté oxigenada y cuando se trate de estudiar, puedan tener buena concentración, puedan entender y memorizar los conceptos necesarios y aumenten su rendimiento académico. está comprobada la relación entre el ejercicio físico y el rendimiento escolar.
  • El  último consejo que se debe tener en cuenta con el objetivo de mejorar las notas, es el de aprender a enfrentar las evaluaciones, la elaboración de trabajos y las tareas con tranquilidad, cuando en medio de una evaluación se pierde la tranquilidad, generalmente se obtiene un resultado negativo.

 Como habrás comprobado son 7 consejos sencillos que no harán milagros, pero que ayudarán, sin duda, a mejorar las notas y que el ambiente familiar vuelva a ser inmejorable.

Guía completa para a educación inclusiva


Republicado con autorización de: https://www.educapeques.com

Cuando se habla de educación inclusiva se hace referencia a la respuesta que se le da a la diversidad, iniciada en la escuela y transmitida a la sociedad, tomando como base el hecho de que todas las persona se desenvuelven mejor juntas, especialmente si se les da la oportunidad de crecer en un entorno donde se les acoja, respete y se les permita desarrollarse integralmente en igualdad de condiciones sin ningún tipo de discriminación.

La escuela inclusiva es de gran importancia porque rompe con los esquemas y barreras de la marginación, además promueve  el crecimiento brindándoles acceso a los niños y niñas que tienen alguna dificultad física o intelectual, dándoles la posibilidad de desarrollarse en igualdad de oportunidades y con respeto a sus derechos pero cumpliendo también con sus obligaciones.
Debido a que la educación es una de las herramientas que más influyen en el avance de las distintas sociedades y logra disminuir cualquier tipo de desigualdad, en este artículo te dejaremos una guía completa para la educación inclusiva, tomando en cuenta sus principios y características para que este tipo de educación se aplique correctamente en las instituciones educativas.

Conceptos sobre educación inclusiva

La educación inclusiva debe comprender y aceptar la diversidad de personas y de alumnos y promover un método educativo que garantice el desarrollo óptimo de todos los alumnos y alumnas, respetando y favoreciendo su individualización.
La escuela inclusiva es una escuela que rompe todas las barreras y garantiza una verdadera equidad educativa, una verdadera igualdad de oportunidades educativas para todos los alumnos y alumnas con independencia de sus capacidades, raza, cultura, sexo, ritmos de aprendizaje, intereses, etc.
La educación inclusiva se entiende también como la educación personalizada, diseñada a la medida de todos los niños en grupos de edad homogéneos, con diversas habilidades, necesidades y niveles de competencias.
Este tipo de educación se fundamenta en proporcionar el apoyo necesario dentro del aula y así poder atender a cada persona, entendiendo que todos pueden parecerse, pero no son idénticos unos a otros y por ello sus necesidades deben ser vistas desde una perspectiva diversa y plural.
La UNESCO define la educación inclusiva como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes por medio de la mayor participación en el aprendizaje, las comunidades y las culturas, reduciendo a su vez la exclusión en la educación. Está también involucra modificaciones y cambios en aproximaciones, contenidos, estrategias y estructuras con una visión común que incluye a todos los niños y niñas.
La educación inclusiva se basa en el principio de que cada niño tiene intereses, características, capacidades y necesidades de aprendizaje distintos y deben ser los sistemas educativos los que se adapten, así como los programas puestos en marcha, tomando en cuenta la amplia diversidad de características y necesidades de los niños. Todo esto quiere decir que los niños y jóvenes con o sin discapacidad y dificultades pueden aprender juntos dentro de cada una de las instituciones educativas regulares.

¿Qué es la inclusión en la educación?

La inclusión en la educación es un nivel más elevado de integración a través de la cual debe posibilitar a todos alumnos su participación de lleno en la vida y el trabajo dentro de sus comunidades, sin importar cuáles son sus características y necesidades. Es también un proceso en el que se le da mayor participación a los estudiantes en el colegio, reduciendo la exclusión de culturas, se trata por lo tanto de un enfoque dentro de la educación.
Con la inclusión no sólo se pretende que los niños se incorporen a las escuelas regulares de los distintos niveles educativos, sino que también participen y pertenezcan completamente a su escuela con el compromiso de la verdadera aceptación por parte de toda la comunidad escolar.
Estas son algunas características de la inclusión en la educación:

  •          Cuando se pone en práctica la inclusión dentro de los centros educativos y en el aula, la responsabilidad no sólo recae en el maestro, sino en toda la comunidad educativa incorporándola en su Plan de Transformación Escolar, es decir, como una política institucional.
  •          La inclusión debe ser un medio para impulsar el desarrollo de todos los alumnos en un ambiente de alta estimulación, pero también debe funcionar como un escenario para cambiar algunas actitudes sociales para que se desarrolle una cultura abierta a la diversidad.
  •          Al implementar la inclusión en los programas educativos deben promoverse en ellos principios de liderazgo social y cooperación entre directivos y maestros, entre maestros y alumnos, entre los propios alumnos y en toda la comunidad escolar junto a los padres de familia.


¿Qué es la escuela inclusiva?

La inclusión es fundamentalmente un derecho, se entiende por algunos autores como una forma de vida, una manera de vivir juntos que se basa en la creencia de que cada individuo debe ser valorado dentro de un grupo. Por lo tanto, una escuela inclusiva es aquella en la que todos los estudiantes se sienten incluidos y aceptados, en la que todos los alumnos sin importar sus capacidades sean valorados, reconocidos en su singularidad y que cuenten con posibilidades de participación en el ámbito educativo.
 La escuela inclusiva es la que se encarga de identificar las barreras para el aprendizaje y la participación, para minimizarlas posteriormente, maximizando los recursos que apoyan ambos procesos. Estas son algunas de las características de la escuela inclusiva:
  •          No se centra únicamente en las necesidades de los alumnos sino que también reflexiona acerca de los planteamientos del contexto escolar.
  •          Ofrece a todos los alumnos oportunidades educativas y ayudas para su desarrollo y progreso.
  •          Promueve ambientes de aprendizaje que capaciten a todos los alumnos para participar en una enseñanza más individualizada.
  •          Dentro de ella la diversidad no es percibida como un problema sino como un aspecto enriquecedor para todos, en la que los niños aprenden unos de otros sin importar sus características.
  •          Desarrolla valores inclusivos que se comparten con toda la Comunidad Educativa.
  •          Educa tomando en cuenta la diferencia, dando a conocer la individualidad de cada uno, porque no se trata de homogeneizar, sino de destacar las particularidades de cada alumno como algo enriquecedor.
  •          Dentro de ella se educa en el reconocimiento, el respeto y en el valor de la diversidad.


Pasos para desarrollar una educación inclusiva

La inclusión constituye uno de los mayores retos para las escuelas a nivel mundial, por ello deben seguirse algunos pasos para poder desarrollar una educación inclusiva en las escuelas:
  •         Cada institución debe establecer la dirección que desea tomar, y esta debe ser compartida por toda la Comunidad Educativa de esta manera el desarrollo de la educación inclusiva será más fácil, para que esta pueda ser vista como el mejor camino para responder a la diversidad de los alumnos y se aprenda a convivir con y desde la diferencia.
  •          Se debe hacer uso de las habilidades y el conocimiento ya existente, porque se conocen algunas prácticas que pueden utilizarse en la educación inclusiva pero que deben fortalecerse. Se trata de analizar las formas existentes de trabajar, identificando y compartiendo prácticas eficaces, pero identificando las formas de trabajo que puedan estar actuando como barreras para la participación y aprendizaje de algunos alumnos.
  •          Debe desarrollarse un lenguaje compartido en la práctica entre todos los maestros, con el que los profesores puedan hablar unos con otros acerca de aspectos concretos sobre el tema. Los miembros del grupo de maestros deben trabajar juntos para diseñar un plan que pueda ser llevado a la práctica por cada profesor observando cómo responden los alumnos.
  •          Es importante que se promueva el respeto por la diferencia, la escuela debe constituir un lugar de apoyo y bienvenida a todos sus estudiantes, es decir, que estas deben disponer de una gran cantidad de estrategias para reforzar los resultados que se vayan obteniendo.
  •          Es necesario que el liderazgo sea compartido, porque las escuelas inclusivas se caracterizan por contar con la presencia de líderes que estén comprometidos con los valores inclusivos y con un estilo de liderazgo que anime a los demás individuos a participar en la toma de decisiones. Esto quiere decir, que los líderes tienen que ser hábiles para poder animar a la realización de los esfuerzos coordinados.


Características de la educación inclusiva

La educación inclusiva implica que todos los niños de una comunidad aprendan unidos en un mismo entorno, sin que importen sus características personales, culturales o socio-económicas, porque esta es la base para educar personas que sean respetuosas, tolerantes y empáticas, donde unas aprendan de otras. Estas son algunas características de la educación inclusiva:
  •          Es necesario que la educación inclusiva se base en la visión de niños capaces.
  •          Para acceder a ella no deben existir requisitos de acceso ni mecanismos de selección para el ingreso de los alumnos.
  •          Debe perseguir la mejora de la calidad de vida no sólo de los niños sino también de sus familias.
  •          En la educación inclusiva es importante que se establezca una relación positiva de colaboración con las familias; en las que exista el respeto, actitudes reflexivas, empáticas, proactivas y de escucha activa.
  •          Los maestros deben convertirse en un recurso y apoyo para guiar a los alumnos durante su proceso de aprendizaje.
  •          Esta tiene como objetivo formar personas con sentido democrático, con espíritu crítico y de cooperación.
  •          Se toma como base el respeto a los alumnos planteando todo el proceso de enseñanza-aprendizaje tomando en cuenta sus motivaciones.
  •          Los aprendizajes deben tener un carácter comprensivo, multidisciplinar y crítico.
  •          Por su aplicación debe evaluarse el progreso de los alumnos en forma global, tomando en cuenta sus capacidades pero en forma individualizada.
  •          La ESCUELA INCLUSIVA debe tener espacio para todos los alumnos.
  •          El principio rector y filosófico del proyecto educativo debe basarse en el concepto de “nosotros” como sinónimo de “comunidad”.


 Principios de la educación inclusiva

La educación inclusiva se apoya siempre en la convicción de que todos los niños pueden aprender cuando se les otorgan oportunidades de aprendizaje adecuadas y si a su vez se planifica el aprendizaje individualizado, se crean equipos de apoyo, se estimulan las capacidades y responsabilidades sociales entre los niños, se trabaja en colaboración con los padres y otros miembros de la comunidad. Además se aplican planes de formación del personal y existe una gran responsabilidad por la gestión. Estos son algunos de los principios de la educación inclusiva:

  •        Todos los niños asisten a clases regulares, con niños de su misma edad, en sus escuelas locales.
  •        Todos los niños pueden aprender.
  •        Todos los niños reciben programas educativos apropiados para su correcto aprendizaje.
  •        Todos los niños tienen derecho a participar en cualquier aspecto de la vida escolar.
  •        Todos los niños deben participar en actividades co-curriculares y extracurriculares.
  •        Todos los niños reciben el apoyo que requieren para garantizar su aprendizaje y su participación.
  •        Todos los niños se benefician de la cooperación y colaboración que se desarrolla entre su casa, la escuela y la comunidad.
Esto quiere decir que la educación inclusiva hace referencia a:
  •        Un compromiso para la creación de una sociedad más justa.
  •       El compromiso para la creación de un sistema educativo más equitativo.
  •        La convicción de que la respuesta de las escuelas regulares frente a la diversidad estudiantil, especialmente de los estudiantes marginados o excluidos, constituye un medio para hacer realidad estos compromisos.
  •        Una programación individualizada y que se centre principalmente en el estudiante.


Educación inclusiva en España

La educación inclusiva en España gracias a la legislación ha experimentado un enriquecimiento progresivo, especialmente a partir de la promulgación del Real Decreto de la Ordenación de la Escuela Especial en el año 1985, momento a partir del cual se comienza a plantear la integración de niños con discapacidades en centros educativos regulares.
En España se han alcanzado logros importantes como la escolarización  de las personas en un único sistema, la ampliación de centros y recursos para atender adecuadamente a los alumnos con necesidades educativas especiales y el incremento de equipos psicopedagógicos. Sin embargo la educación inclusiva en España comenzó desde 1985 porque las leyes anteriores solo reconocían el derecho a la educación de todos los ciudadanos, pero tomando la Educación Especial como un proceso paralelo.
Tomando como base las distintas legislaciones existentes, es importante resaltar que en España se ha avanzado de forma decidida en la educación inclusiva, en especial en las dos últimas décadas porque se ha tratado de integrar en el mismo sistema a los alumnos con algún tipo de necesidad educativa especial, ya sea por dificultades de aprendizaje como por motivos culturales y socio-económicos.
De igual manera se han unido esfuerzos para integrar en el sistema educativo a todos los inmigrantes que se han asentado en España desde el año 2000, obteniendo resultados bastante satisfactorios. Estos son algunos de los logros alcanzados en cuanto a educación inclusiva en este país:
·         La escolarización de todos los alumnos en solo sistema.
  •           Utilización de Centros de Educación Especial solo en los casos en que no es posible, ni se aconseja que algunos alumnos ingresen a la educación ordinaria.
  •          Se han elaborado planes de atención a la diversidad.
  •          Se ha mejorado la formación de los profesores en cuanto a la inclusión.
  •           Existe un aumento en los recursos personales, materiales y de infraestructura para poder atender a los alumnos con necesidades educativas especiales.


Modelos de educación inclusiva internacionales

En otros países además de España también se ha implementado la educación inclusiva y se han desarrollado distintos modelos para su desarrollo. En la actualidad la educación inclusiva es un principio fundamental a nivel de educación en muchos países como Inglaterra, Suecia, Holanda y España, en los cuales se han elaborado leyes y documentos que defienden la implementación de este tipo de educación.
Muchos países europeos están adaptando la Educación Especial tomando en cuenta los principios de normalización, inclusión e integración y con la concepción de que la educación es un servicio que debe ser prestado a la ciudadanía, sin embargo, existen diferencias entre ellos. España, Reino Unido, Italia, Suecia y Dinamarca defienden que los alumnos con discapacidades se integren a la educación regular.
Otros países como Bélgica, Alemania, Holanda y Luxemburgo defienden la Educación Especial como un subsistema que debe adaptarse a las características de los diferentes tipos de deficiencias. Portugal, Francia e Irlanda, sin embargo, optan por la integración en la Educación regular pero haciendo uso de la Educación Especial a tiempo parcial, a esto en España se le conoce como combinatoria, donde los niños con discapacidades graves deben acudir a centros de Educación Especial al menos la mitad de toda la jornada en la que están escolarizarlos en los centros educativos regulares u ordinarios.
En América Latina en cambio la educación inclusiva presenta una gran cantidad de deficiencias, sin embargo, en algunos de estos países ya se ha implementado en varios centros educativos, pero muchos educadores no cuentan con la capacitación adecuada para desarrollar la educación inclusiva en las aulas y en todos los centros educativos.

¿La inclusión es una obligación para el estado o es un deber moral?

La inclusión es una meta educativa que tiene un objetivo claro, pero sin límites, ya que se trata de dar de forma permanente respuesta a los requerimientos que cualquier estudiante tenga, con el deber de que alcance un desarrollo humano superior. La inclusión por lo tanto, no se trata de una obligación para el estado sino que es un deber moral, un deber que pertenece a cada uno de los ciudadanos, estando a la par de un derecho, pero en pro de un trato justo y equitativo para todos los estudiantes.
El compromiso con la educación inclusiva es un proyecto que nos hace a todos más humanos, más justos y solidarios, porque la diversidad no debe representar una dificultad, pero si un reto que apuesta por el enriquecimiento y respeto de la pluralidad. La inclusión como un deber moral exige en la actualidad medidas de inclusión positivas, como accesibilidad y eliminación de barreras y diseño universal, e incluso un cambio de actitud por parte de las autoridades educativas para su correcta implementación.
La inclusión debe ser tratada como una disposición inicial por parte de toda la sociedad, la familia, el entorno, los estudiantes, profesores, gestores y políticos. La educación inclusiva también exige la permanente formación de los profesores con la finalidad de que sean competentes en cuanto al trato y aprendizaje de los alumnos.
Desde el punto de vista moral en la escuela inclusiva requiere que los maestros aprendan metodologías, técnicas y estrategias con la ayuda de recursos, para que puedan responder de forma individualizada y personalizada a cada una de las necesidades educativas de los alumnos, incluyendo a los que presentan o no discapacidades físicas o de aprendizaje, para que estos no se sientan excluidos de la sociedad y la escuela, para que sean tomados en cuenta sin importar sus características o capacidades.


Rutinas educativas en cativos


Republicado con autorización de: https://www.educapeques.com


Las rutinas educativas en niños son aquellas actividades que los mismos realizan diariamente y de forma regular, periódica, sistémica y cuya realización no pueden eludir. Los hábitos en cambio son formas de actuar que los niños aprenden o adquieren con la intención de satisfacer y cumplir sus rutinas; gracias a estos hábitos los pequeños se sienten más seguros en su modo de actuar ante diferentes situaciones.

La instauración de rutinas y hábitos adecuadamente durante la etapa de Educación Infantil permite a los niños desempeñar importantes funciones en relación con el contexto educativo a través de la secuenciación espacio-temporal en las aulas, es decir, de la repetición de tareas y actividades. Cuando los niños y niñas han aprendido sus rutinas son capaces de concentrarse en lo que están haciendo sin preocuparse por lo que vendrá luego.

Las rutinas deben considerarse como un complemento al aprendizaje de los niños porque contribuyen notablemente a la mejora de su capacidad cognitiva, debido a que se trata de un proceso en el que los alumnos deben aprender en el seno de la familia y del aula, esta es la razón por la que en el hogar también deben contar con una rutina establecida como en el colegio, de esta manera los padres estarán contribuyendo con el desarrollo psicológico de sus hijos.

Debido a que se trata de un proceso de aprendizaje en niños de Educación Infantil, es necesario fijar unas pautas metodológicas que contribuyan con la organización de estas rutinas adecuadamente, tratando de seguir siempre el mismo orden en las actividades y mencionando claramente y con frecuencia por parte de los profesores y padres que dichas rutinas deben ser respetadas y realizadas con responsabilidad.

A continuación te hablaremos un poco acerca de algunas rutinas educativas en niños y la forma en la que los padres deben estimular a los niños en casa para la realización de actividades educativas.

Rutinas educativas sábados y domingos

Los niños necesitan seguir unos horarios fijos tanto los días de semana como los sábados y domingos para que su confianza y su seguridad aumenten, debido a que saber el orden para realizar las cosas les aporta mucha tranquilidad; además, repetir hábitos sencillos les ayuda en su equilibrio emocional el cual constituye la base para un desarrollo sano.


Con la llegada del fin de semana generalmente los horarios se relajan, pero los padres no deben olvidar que los niños necesitan continuar con unas pautas similares a las que ya venían siguiendo durante la semana, para que al iniciar nuevamente la semana no tengan dificultad. La variación de horarios en pocos días suele generar confusión e incluso alterar el estado de ánimo de los niños, una rutina útil para los sábados y domingos puede ser la siguiente:

  • Iniciar el día sábado con un horario para levantarse distinto, pero que no tenga mucha diferencia con la hora en la que lo hacen los días semana para ir al colegio.
  • El día sábado también pueden dedicarse a contribuir con las tareas del hogar, la asignación de tareas dependerá de la edad del niño.
  • En la tarde permítele descansar unas horas y trata de que hagan las tareas del colegio asignadas a la misma hora en la que lo hace durante la semana para que mantenga el hábito.
  • Cuando llegue la hora de dormir, trata de que se acuesten a la misma hora que todos los días.
  • El domingo pueden dedicar el día a realizar alguna actividad educativa al aire libre como un paseo en bicicleta que les permitirá desarrollar su psicomotricidad y capacidad de superación.
  • Si el domingo no quieren salir de casa, pueden quedarse a descansar o realizar alguna actividad que sirva para reforzar los conocimientos que adquirió en el colegio durante la semana, al finalizar el día como se hace normalmente llega el momento de ordenar las cosas para iniciar nuevamente la rutina en el colegio.

Rutinas educativas en la semana

Si los padres quieren que sus hijos disfruten el colegio y se sientan motivados, es importante que organicen bien las rutinas dentro del hogar pero con actitud positiva, estos son algunos aspectos que deben tomarse en cuenta dentro de la rutina semanal de los niños:

  • Es necesario establecer el horario para ir a la cama, los niños deben dormir como mínimo 8 horas, si no duermen la cantidad de horas adecuadas disminuirá su atención, humor, motivación, actitud y comportamiento.
  • Es importante que cuenten con un lugar de estudio que se diferencie de los demás espacios del hogar para motivar al niño a estudiar y así facilitar la concentración, es decir, que debe ser un espacio sin televisión, sin música, sin computador, tranquilo, con la luz adecuada y con pocas distracciones.
  • Debe establecerse un periodo de tiempo para hacer los deberes y tareas escolares y este debe ir incorporándose de forma paulatina, para que los niños vayan tomándolo poco a poco como algo natural, dicho momento debe ir haciéndose cada vez más seguido para crear el hábito positivamente.
  • Además de establecer un horario para los deberes, es necesario que existan consecuencias positivas por realizarlos, el cual puede hacerse con expresiones positivas, no debe tratarse nunca de regalos materiales o premios excesivos, la finalidad es reforzar dicho esfuerzo y los resultados provenientes de este.
  • Antes de estudiar y hacer los deberes es recomendable que coman o beban algo y una vez que ha transcurrido una hora, es el momento de iniciar con los deberes.
  • Dentro de la rutina semanal incluye momentos de descanso o de ocio, para que se convierta en un factor motivacional, este descanso no sólo debe ser para los niños, sino también para los padres ya que cuando estos se encuentran agotados afectan sin querer la relación con sus hijos y el hábito de estudio.

Actividades antes de ir al colegio

Las mañanas generalmente se convierten en uno de los peores momentos del día tanto para los padres como para los niños, especialmente porque les cuesta mucho levantarse y estar listos para poder llegar a tiempo al colegio, pero esto puede prevenirse realizando las siguientes actividades:

  • Cuando los niños vuelvan del colegio, revisa sus cuadernos por si hay algo que firmar o leer, pregúntales qué necesitan llevar al día siguiente e indícales que dejen la mochila lista para evitar que se deje algo importante al día siguiente.
  • Si los niños llevan almuerzo al colegio, este debería quedar listo la noche anterior y guardado en el refrigerador, si es muy complicado hacerlo, trata de dejarlo casi listo.
  • Los niños deben encargarse de dejar lista la ropa que utilizarán al día siguiente, pero esta actividad pueden realizarla dependiendo de su edad, los pequeños necesitarán que sean sus padres quienes se encarguen de dejar su vestimenta lista.
  • Antes de que los niños estén listos es importante que los padres se arreglen, por ello deben levantarse al menos 20 minutos antes. Si los niños son pequeños pueden bañarse la noche anterior para que solo tengan que vestirse cuando llegue la hora de ir al colegio; si los niños son grandes es necesario que se den una ducha antes de ir a clases.
  • Deben comer un desayuno sencillo pero muy nutritivo, en ningún momento deben irse al colegio sin haber comido con anterioridad. Los padres deben tratar de que durante el desayuno quede un momento para conversar acerca de las actividades que debe realizar cada uno y por qué no, aprovechar para darles un poco de motivación para iniciar su día.
  • Antes de salir de casa los niños deben revisar su mochila para confirmar que llevan consigo todo lo necesario para iniciar la rutina escolar, incluida la tarea indicada por su maestro el día anterior.

Actividades después del colegio

Cuando los niños vuelven del colegio lo que más desean es disfrutar de sus actividades y juegos favoritos, sin embargo, una vez finalizadas sus tareas en el colegio es importante que también se organice su tiempo y sus actividades. Después del colegio puede incluirse alguna actividad extraescolar que sea del agrado de los niños pero que no tome todo su tiempo, estas actividades pueden ser las siguientes:

  • Pueden ser actividades de aprendizaje como estudiar música, la práctica de kumon que está enfocada en orientar a los niños con dificultades escolares, aprender un nuevo idioma, practicar ajedrez, entre otros. Lo importante es que sean actividades con las que pueda aprender técnicas de utilidad o profundizar sus conocimientos en las mismas si ya las ha practicado con anterioridad.
  • Otro tipo de actividades ideales para después de ir al colegio, son las actividades deportivas, como por ejemplo, natación, taekwondo, fútbol, baloncesto, tenis, judo, ballet, gimnasia rítmica, karate, bádminton, entre otros; actividades que los ayudarán a relajar su mente y que a su vez le están dejando algún nuevo aprendizaje.

Cuando han finalizado las actividades extracurriculares deben continuar con la rutina establecida:

  • Tomarse alrededor de una hora para descansar o jugar, la idea es que este sea un momento para su disfrute y distracción.
  • Luego es el momento para que cumpla con sus deberes y tareas enviadas del colegio, para los niños de 3 a 6 años es muy difícil seguir un horario porque generalmente no saben la hora, por eso en este proceso deben contar con la compañía de un adulto que los supervise y les indique en qué momento deben hacer las tareas pero sin presiones.
  • Establece una hora para cenar, ordenar los cuadernos y para dormir, con la finalidad de que cuenten con el descanso suficiente durante la noche.

Estimulación en casa para la realización de actividades educativas


Los padres son los primeros profesores de sus hijos y son lo que ejercen una mayor influencia en la vida de los niños, esta es la razón por la que los padres deben crear y desarrollar enlaces fuertes con el colegio. Cuando los padres se involucran en la educación de sus hijos, logran que estos destaquen más y que su opinión acerca del proceso de aprendizaje sea positiva, esto quiere decir que para que los niños tengan éxito en la escuela los padres deben estimularlos en casa y participar activamente en su aprendizaje, toma en cuenta estos consejos:

  • Pregúntale a su maestro o maestra cómo va el rendimiento de tu hijos en la realización de actividades y tareas o en el dominio de algunas temáticas, con la finalidad de que pongas en práctica las mismas en casa casi todos los días, de esta manera, estarás ayudando a tus hijos a reforzar sus conocimientos y estarás dedicándoles tiempo un aspecto que influye directamente en su aprendizaje.
  • Trata de que tus hijos comprendan que la educación es importante y es una de las razones principales por las que debe cumplir con sus tareas escolares. Puedes ayudarlos con las tareas fijando una hora para hacerla, eliminando las posibles distracciones y eligiendo un lugar especial para que estudien, además, es importante que te sientes a su lado para ser su guía y puedan desarrollar la tarea adecuadamente.
  • Lo que los padres digamos y hagamos en nuestra vida diaria, en cuanto a los estudios, ayudará a que los niños desarrollen actitudes positivas hacia el aprendizaje y la escuela, por ello es importante que demostremos  que valoramos la educación y que todos los conocimientos que obtuvimos durante nuestro periodo educativo y posterior a él son de mucha utilidad hoy en día.
  • Tratemos de incentivar la lectura en el hogar, esto les ayudará a superarse en cada una de las materias que se encuentra cursando y es una de las claves principales para el aprendizaje de toda la vida.

Creo que os hemos dejado muchos consejos eficaces para establecer rutinas en los niños durante la semana y en los fines de semana que permitirán un desarrollo tanto académico como personal adecuado.